martes, 7 de julio de 2009

Marcelo Salas

José Marcelo Salas Melinao (Temuco, Chile, 24 de diciembre de 1974) es un ex futbolista chileno. Jugó profesionalmente en Chile, Argentina e Italia, luciendo las camisetas de Universidad de Chile, River Plate, Lazio y Juventus. Salas fue un reconocido delantero sudamericano de mediados de los años 90 a inicios del 2000, es el goleador histórico de la Selección chilena con 37 goles y el segundo goleador histórico de las Clasificatorias Sudamericanas, tras Hernán Crespo de Argentina, al anotar 18 goles en 32 partidos disputados. Es el futbolista chileno que más títulos ha obtenido en la historia, con un número de 16. Elegido por el diario El Mercurio el mejor delantero de la historia de Chile.[1] Considerado junto al ex defensa Elias Figueroa, el mejor futbolista de la historia de Chile. A pesar de haberse retirado en el club de sus amores el equipo Universidad de Chile el 28 de Noviembre de 2008, su despedida oficial se efectuó en Santiago el Martes, 2 de Junio de 2009, ante un Estadio Nacional repleto.
Nombre José Marcelo Salas Melinao Apodo El Matador, El Fenómeno, El Shileno, Rey Midas Nacimiento 24 de diciembre de 1974Temuco, Chile Nacionalidad Posición Delantero Altura 1,74 metros Partidos internacionales 70 Goles totales 37 (selección)248 (total) Año del debut 1993 Club del debut Universidad de Chile Año del retiro 2009 Club del retiro Universidad de Chile
Primera División
Debutó profesionalmente el 10 de abril de 1993, en un partido por la Copa Chile ante Colchagua. La afición universitaria le dio el apodo de "Matador" debido a su sangre fría a la hora de definir basada en uno de los singles del grupo musical Los Fabulosos Cadillacs, que en esa época estaba de moda. En el cuadro azul logró dos títulos del campeonato chileno (1994 y 1995), siendo pieza fundamental en el ataque del equipo universitario. En tres temporadas dejó en claro su calidad goleadora, convirtiendo 74 goles. El 13 de marzo de 1996 completó 100 partidos con la camiseta de la Universidad de Chile. Además, en 1996 alcanza a jugar la recordada semifinal de la Copa Libertadores de América, donde Universidad de Chile fue eliminada por River Plate tras un polémico arbitraje. Ésto fue suficiente para que el mismo River Plate y Boca Juniors, equipos argentinos rivales entre sí, se interesaran en él, siendo el cuadro de los millonarios quien finalmente lo adquirió en 2.6 millones de dólares, una cifra inédita por un delantero chileno. Su traspaso no fue en vano y de paso rompió el prejuicio de que a los jugadores chilenos les iba mal en Argentina. El 30 de septiembre de 1996 anota su primer gol con la casaca de River en el clásico ante Boca Juniors en La Bombonera. Logró tres campeonatos argentinos (Apertura 1996, Apertura y Clausura 1997), más la Supercopa Sudamericana, el mismo año 1997. Además, fue elegido el Mejor Futbolista de la temporada en Argentina y Futbolista sudamericano del año en 1997 . En 1998, luego de una destacada actuación en el Mundial Francia 98, alcanzando los octavos de final del torneo, Marcelo Salas fichó por la Lazio de Italia, que pagó la enorme cifra de 17.5 millones de dólares, que en forma integral la cifra fue nada más ni menos que 55 millones de dólares, haciéndolo el jugador más caro vendido desde Argentina, su destino fue Lazio, donde tendría como compañeros de equipo a astros como Pavel Nedved, Alessandro Nesta y Christian Vieri, entre otras figuras, conformando uno de los mejores equipos en la historia de este club. Debuta por la Lazio en la Supercopa de italia frente a Juventus el 29 de agosto de 1998 Con Salas en el equipo, los éxitos en el fútbol italiano volvieron a la Lazio con dos Supercopas italianas (1998 y 2000); una Liga italiana (2000); una Recopa de Europa (1999) y una Supercopa de Europa, lograda el mismo año 1999, con un gol del "Matador". En 2001 firmó por la Juventus, tras pagar el club 25 millones de euros por él, la que hasta ahora es la transferencia más cara de un jugador chileno. Sin embargo, su estancia en Turín se truncó debido a una rotura de ligamentos en su rodilla derecha ante el Bolonia FC válida por la liga italiana, por lo que jugó pocos partidos en el cuadro de la Vecchia Signora. Aún así, su equipo ganó de nuevo la Liga italiana, en 2002 y 2003. El 2003 sería el año de su regreso a Argentina en calidad de préstamo a River Plate con el cual llega a la final de la Copa Sudamericana 2003. En la final, River Plate cayó ante el Cienciano de Perú, pero en la misma temporada logra un nuevo título: el Clausura argentino. El 11 de Mayo de 2004 anota el gol número 200 de su carrera, fue con la camiseta de River ante Santos Laguna de México por la Copa Libertadores de América. El 4 de junio de 2005 se convierte en el exclusivo goleador histórico de la Selección Chilena, al marcar su gol número 35 por "la Roja", superando así a Ivan Zamorano(34). En 2005, volvió al club de sus amores: Universidad de Chile, convirtiéndose en el capitán y lider indiscutido del equipo, con quien llega a dos finales sin poder ganar el trofeo, en el Clausura de 2005 contra Universidad Católica y el Apertura de 2006 contra Colo-Colo. En el Apertura de 2007 se mantuvo alejado de la actividad, volviendo para el Clausura del mismo año, recuperado físicamente y con una nueva nominación para una gira europea de la Selección Chilena. El 21 de noviembre de 2007 jugaría su último partido en la Selección, fue ante Paraguay en Santiago. Para las estadísticas, Salas ha ganado el título nacional en las tres ligas y en cada equipo donde ha jugado, siendo el jugador chileno más exitoso hasta el momento. Hasta julio de 2008 ha anotado 155 goles en torneos oficiales de Primera División y 248 goles como futbolista profesional; 111 en la Universidad de Chile, 48 en River Plate, 48 en la Lazio, 4 en la Juventus y 37 en la Selección Chilena. El domingo 28 de septiembre de 2008 Salas cumplió los 200 partidos en Universidad de Chile en el partido contra el Club Deportes Antofagasta. El día 28 de noviembre de 2008 anunció su retiro del fútbol profesional luego del partido del 23 de noviembre, en donde Universidad de Chile venció a Cobreloa por 3 a 2 con 2 goles suyos en el Estadio Nacional. El 2 de junio del 2009, se despide del fútbol en un partido jugado en el Estadio Nacional con figuras como Francescoli, Trezeguet, Montero, Ortega, Leo Rodriguez, entre otros. El público asistente fue de 70.000 personas.[2] Selección Nacional
Su paso por la Selección de fútbol de Chile también ha estado plagado de éxitos. Debutó en junio de 1994, en el Estadio Nacional, ante la selección argentina de Diego Maradona, partido que finalizó 3 - 3. Salas entró en el segundo tiempo y anotó uno de los goles chilenos. Junto a Iván Zamorano conformó la dupla Sa-Za, que logró llevar al Seleccionado nacional a la Copa del Mundo de 1998. Salas fue el segundo goleador de esas clasificatorias, por detrás de Zamorano, y anotó recordados goles: en Quito ante Ecuador y de local frente a Uruguay, además de tripletas ante Perú y Colombia, y un gol en el partido final frente a Bolivia. En la gira preparatoria para el Mundial de Fútbol Francia 1998, Chile jugó un partido amistoso ante Inglaterra en el mítico estadio de Wembley ante cerca de 65.000 espectadores, el 11 de febrero de 1998. En un recordadísimo partido, Chile ganó por 2-0 con goles del Matador. Uno que realmente fue un golazo, con un control, giro y definición perfecta, sin dejar que la pelota tocara el suelo después de un pase de más de 60 metros de José Luis Sierra. El otro, un penal que él mismo creó tras amagar una y otra vez a Sol Campbell. En el Mundial, Marcelo Salas marcó 4 goles (2 contra Italia, uno contra Austria y otro contra Brasil.

Tras una larga ausencia en la Selección y varios partidos sin anotar, convirtió el tercer gol de la victoria de Chile ante Bolivia, el 4 de junio de 2005. Con este gol acabó su sequía goleadora en la Selección, que se remontaba a 2001. Al terminar las Eliminatorias para el Mundial Alemania 2006 se retiró de la Selección, pero volvió en agosto de 2007 para jugar la gira europea contra Suiza y Austria, esta vez de la mano de Marcelo Bielsa como DT de Chile. En octubre de ese año es nominado para iniciar las clasificatorias ante Argentina y Perú. Durante el partido válido por las clasificatorias para Sudáfrica 2010 que Chile disputa en Uruguay, Marcelo Salas convierte 2 goles, el primero de cabeza y el segundo, de penal, lo que lo ratifica como el máximo goleador histórico de la Selección con 37 goles, superando a Iván Zamorano, Leonel Sánchez y Carlos Caszely. Con 18 goles quedando a un tanto de igualar como máximo artillero de las clasificatorias sudamericanas, al argentino Hernán Crespo (19 conquistas). Es el Goleador Histórico de la Selección de fútbol de Chile (37 goles). Junto con Leonel Sánchez y Guillermo Subiabre es el máximo goleador chileno en la historia de la Copa Mundial de Fútbol (4 goles) Es el 2º Máximo Goleador de las Clasificatorias hacia la Copa del Mundo en Sudamérica con 18 goles en 32 partidos jugados. Reconocido como el mejor debutante en la historia de la SS Lazio al anotar 23 goles en su primera temporada (1999). Es el futbolista chileno que más títulos ha obtenido en la historia, 16 en total, 2 en Universidad de Chile, 5 en River Plate, 6 en Lazio y 3 en Juventus. Junto a Pedro Araya,es el máximo goleador del Club de Fútbol Universidad de Chile en la Copa Libertadores, con 10 goles Es el sexto máximo anotador de la Lazio en competiciones Europeas con 8 goles. Es el jugador chileno más joven en llevar la cinta de capitán de su selección en partidos oficiales con 22 años de edad y 8 meses , hecho que ocurrió el 12-10-97 en un partido de las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo, en ese partido Chile venció a Perú por 4-0, con 3 goles suyos. Único jugador sudamericano que ha marcado en 4 eliminatorias distintas (Francia 1998, Corea y Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010). Único jugador chileno de la historia que aparece en dos ocasiones incluido en el Equipo Ideal de América(1996 y 1997). Según la Página Millonaria, considerado uno de los ídolos y mejores jugadores de la historia de River Plate. Uno de los pocos jugadores chilenos que ha sido multicampeón en todos los clubes en que ha estado.

El matador de Temuco, símbolo, bandera, ídolo de River, un goleador único. Pensar que en un primer momento vino a la Argentina para jugar en Boca y fue rechazado porque no confiaron en sus condiciones. River confió en él desde un primer momento y el matador retribuyó toda esa confianza con goles y entrega. Ídolo para la hinchada desde un primer momento hizo vibrar de emoción a todo el pueblo millonario con sus corridas electrizantes y sus definiciones magistrales. Todavía recordamos aquel primer Shileeeeno, Shileeeeeno en la cancha de Velez en una fría noche jugando contra Estudiantes. Su debut contra Boca, marcando un gol, terminó de afirmar lo que todos pensábamos, estábamos en presencia de un goleador fenomenal. Con su presencia logramos la tan preciada Super Copa y conseguimos unos cuantos campeonatos más. Todavía tiene tiempo para tomarse revancha de aquella Copa Intercontinental que no se pudo dar en 1996.
VIDEO DESPEDIDA A... EL MATADOR... video
TODO RIVER, PURA PASION, UN SENTIMIENTO MILLONARIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU INQUIETUD, COMENTARIO, AYUDA, ME INTERESA.PUEDE MEJORAR LA PAGINA, GRACIAS.